La importancia del Omega 3

Gran parte de lo que sabemos hoy día sobre los lípidos o grasas se debe a un extenso estudio, tras la segunda guerra mundial, que se basó en la observación de miles de personas en múltiples países , el estudio de  Framingham. Permitió establecer ,tras 30 años de análisis , los factores de riesgo que conocemos hoy. Por ejemplo, se constató que los esquimales trasladados a Finlandia enfermaron gravemente a nivel cardiovascular, y es que pasaron de una dieta riquísima en w3 a otra rica en grasas saturadas o/ y trans.

Por la mínima, o ,casi nula frecuencia de estos problemas se centró otro estudio en la población cretense, comparando su alimentación con la de sus vecinos griegos. La dieta cretense estaba basada en verduras, pescados ,fruta, legumbres, y en caracoles que a su vez se alimentan de verdolaga, planta muy rica en w3 . Esta dieta estaba muy bien balanceada en omegas 3 y 6.

Hoy en día se ha convertido en un mito ya que han abandonado esa forma de nutrirse. Se sabe , actualmente , de los beneficios de muchos lípidos como el aceite de oliva , el aceite de colza , y los poliinsaturados w6 y w3 ,se considera este como antiinflamatorio , fluidificante a nivel circulatorio ,lo cual permite intercambios adecuados.

Dentro de los ácidos grasos poliinsaturados están los omegas 3, 6, 7 y 9

Los omegas 3 no son una novedad, hace unos cuantos años a los niños se les daba aceite de hígado de bacalao para fortalecerlos. Años después se descubrió que existían unos ácidos grasos que son esenciales al igual que existen vitaminas y aminoácidos esenciales, es decir que nuestro cuerpo no los fabrica por eso los tenemos que tomar a través de la alimentación o en su defecto como complemento alimentario.

Los omegas 3 se encuentran en los pescados azules, pero para llegar a la dosis adecuada necesitaríamos comer más de 1 kg de salmón al día. Los omega 3 penetran en la estructura de las membranas celulares de nuestro organismo y también en las membranas de las mitocondrias , regulan  la respuesta inmunitaria, son antiinflamatorios y mejoran la agilidad mental.

Dentro de los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3 son importantes el ácido  EPA y DHA se encuentran en cantidades importantes en los pescados grasos (atún, jurel y salmón) y especialmente en el aceite obtenido de estas especies, el cual actualmente se utiliza como suplemento nutricional (nutracéutico).

El EPA y el DHA presentan propiedades antiinflamatorias, por la generación de agentes anti-inflamatorios, como las resolvinas, o a través del bloqueo de agentes pro-inflamatorios. Hay estudios donde se presentan evidencias sobre las posibles aplicaciones clínicas de los ω-3 en patologías tales como las enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas, cáncer, enfermedad inflamatoria intestinal y artritis reumatoidea . La evidencia sugiere que los ω-3 pueden tener importantes aplicaciones en el tratamiento y/o la prevención de diferentes patologías clínicas o nutricionales.

La conclusión de los estudios ha sido que estos ácidos grasos participarían directamente en la modulación de la respuesta inmune, disminuyendo la inflamación y el daño de los tejidos.

Al mejorar las membranas de las células y los vasos sanguíneos mejora el estado de las personas que padecen hipertensión HTA y previenen el deterioro cognitivo.

Autor: redacción Salud Integrativa

Próximo artículo;  Omegas 6, 7 y 9      –   Ir a artículos anteriores

_______________________________________________________________________________________

Espacio patrocinado por: Méderi – DHA pure NPD1  1000 

Complemento alimenticio a base de aceite de pescado desodorizado y libre de ácido fitánico, tratado mediante la tecnología de CO2 supercrítico (extracción del DHA en frio) para lograr el mejor estandarte de calidad que la tecnología actual permite.

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

_______________________________________________________________________________________

 

 

Nuestros patrocinadores

Nuestros patrocinadores