Son necesarios los suplementos Nutricionales? con la Dra. Mª José Gómez

Encontramos fácilmente detractores y defensores de los suplementos nutricionales, documentales a favor y en contra, estudios científicos que los avalan y otros que los desacreditan, profesionales que los utilizan como una gran de herramienta para su trabajo, y otros niegan su validez. Hablamos con la Dra. Mª José Gómez, médico especialista en Medicina Integrativa, Antiaging y Medicina Estética, sobre ello, gran conocedora de estos productos.

Pregunta: ¿Doctora, son necesarios los Suplementos Nutricionales, aunque nuestra dieta sea equilibrada?
Respuesta: Siempre hemos pensado que tener una alimentación saludable era suficiente para vivir sanos y prevenir enfermedades muchas de ellas asociadas al envejecimiento, y es verdaderamente importante alimentarse bien.
Hay estudios científicos que demuestran que la dieta mediterránea protege a nuestro genoma alargando nuestra vida somos uno de los países con más longevos pero hay factores que pueden hacer que no recibamos todos los nutrientes esenciales para mantener la salud, sobre todo aquellos que llamamos micronutrientes como las vitaminas, minerales y algunos antioxidantes entre otros.


P:  Se sustentan estos datos en ESTUDIOS CLÍNICOS?
R: En FRANCIA el Estudio SUVIMAX realizado durante 8 años, valorando la efectividad de una combinación de vitaminas y minerales antioxidantes a dosis nutricionales, una de sus principales conclusiones fue: los hombres con más bajos niveles de nutrientes antioxidantes, tienen mayor probabilidad de padecer enfermedad cardiovascular o cáncer.
En EEUU el Estudio NHANES 2001-2008, es un estudio amplio y con dos conclusiones relacionadas con los micronutrientes, por un lado, un alto porcentaje de población tiene dificultades para cumplir la ingesta recomendada de vitaminas A, C, D, E, magnesio y Calcio y otra conclusión importante fue que, los adultos obesos, en comparación con los adultos de peso normal tienen menor ingesta de micronutrientes y una alta prevalencia del estado inadecuado de los mismos.

En ESPAÑA, se han realizado varios estudios, en 2011  y 2017 en una amplia población que no seguía una dieta específica pero se consideró que tenía un estilo de vida saludable, y los resultados concluyeron que la población ingiere cantidades inadecuadas de Zinc, Selenio, Vitamina A, C, E, Folatos, Yodo y Potasio. Además, las mujeres también ingieren menos cantidad de Hierro y Vitamina B2.
P: ¿Que son los Suplementos nutricionales? ¿Que contienen?
R: Los suplementos contienen MICRONUTRIENTES: como VITAMINAS, MINERALES Y OTROS ANTIOXIDANTES, muchas de ellas esenciales, lo que significa que el cuerpo no puede fabricar y que han de ser aportadas desde el exterior por medio de los alimentos o, en su defecto, por los suplementos alimentarios.
Son imprescindibles para el funcionamiento de cada una de las células de nuestro cuerpo, intervienen en todos los procesos metabólicos y enzimáticos para que cada célula desarrolle su trabajo en nuestro cuerpo, su déficit producirá primero alteraciones funcionales en la célula y si se prolongan en el tiempo la alteración funcional afectará a nuestros órganos produciendo alteraciones Inmunológicas, Neurológicas, Cardiovasculares, Hormonales, Energéticas: Cansancio, fatiga, llegando a producir enfermedad crónica.
Este es: “El germen de las enfermedades asociadas a la edad es el envejecimiento molecular de nuestras células” y en ese nivel es donde los micronutrientes tienen su papel fundamental.


P:¿Quiénes necesitan la Suplementación Nutricional? ¿En qué personas es imprescindible?
R: Hay etapas de la vida en las que las necesidades nutricionales son muy importantes. La primera es, por supuesto, durante el crecimiento, en la infancia y la adolescencia. La segunda, es exclusiva de las mujeres, durante el embarazo y la lactancia. Y la tercera, tiene que ver con el envejecimiento. Hemos interiorizado la idea de que el envejecimiento “nos toca”, que es un proceso inalterable e insalvable fuera del alcance de la ciencia.
La naturaleza pone toda su fuerza en generar organismos óptimos, capaces de procrear, una vez pasada esa edad empieza el proceso de envejecimiento, y lo hace a nivel de las células, ya no trabajan igual, o bien dejan de fabricar algunos de esos antioxidantes internos, o no se digieren igual de bien los nutrientes de la dieta a pesar de que los siga necesitando. También es una etapa de la vida en que se suele comer menos, esto implica menor aporte en la dieta de micronutrientes. También algunos órganos empiezan a fallar, como por ejemplo los riñones, dejando en su caso de depurar algunas sustancias tóxicas que producen oxidación y nuestros sistemas de detoxificación precisan más antioxidantes para trabajar. La piel, cada vez más atrofiada, es menos eficaz a la hora de sintetizar Vitamina D por mucho que nos expongamos al sol. Con la gran importancia de esta vitamina para prevenir osteoporosis y cáncer o reforzar el sistema inmune.
En definitiva, esa disminución de micronutrientes a disposición de nuestras células, contribuye a acelerar el envejecimiento. A ello tenemos que añadir FACTORES EXTERNOS que aumentan sus necesidades como:
el enorme EMPOBRECIMIENTO DE LA ALIMENTACIÓN MODERNA, la calidad de los alimentos a nuestra disposición no es la misma que hace años, la sobre explotación de la tierra o el tipo de cultivos, el uso de pesticidas, antibióticos en los animales etc, todo ello hace que los alimentos no tengan los mismos nutrientes.
El consumo de muchos MEDICAMENTOS, QUE son un auténtico “AGUJERO NEGRO”. Sabemos, que muchos de los fármacos más consumidos acentúan numerosas carencias, interfiriendo en la absorción o el metabolismo por parte del organismo. Por ejemplo: Los antibióticos interfieren el metabolismo de la Vitamina K, importante en la coagulación sanguínea y para la salud de los huesos. Algunos protectores de estómago y antihistamínicos impiden la absorción de la vitamina B12. La aspirina hace lo propio con la Vitamina C y el Zinc, indispensables para el sistema inmunitario. Las estatinas, otro fármaco de referencia contra el colesterol, inhiben el metabolismo de la Coenzima Q10, el Zinc y la Hormona DHEA.


– Por último, existen CONDICIONANTES MEDIOAMBIENTALES que también explican unos bajos niveles de nutrientes: como la presencia de CONTAMINANTES en el entorno, tanto en el aire como en los materiales que nos rodean. Tintes, pinturas, pesticidas, tabaco (incluso siendo fumador pasivo) … La excesiva exposición al SOL y otro de los grandes males de nuestro tiempo que es el ESTRÉS. Todos ellos esconden un riesgo para la salud, aumentando la necesidad de micronutrientes antioxidantes.
Por todo esto, los suplementos, hoy día son imprescindibles, forman parte esencial de lo que llamaríamos el Poliedro de la Longevidad Saludable, formado por 4 pilares:
 Correcta Alimentación
 Ejercicio físico
 Manejo del Eje Estrés-Sueño- Salud Hormonal
 Suplementación Micronutricional adecuada a las necesidades de cada persona.
Todo ello junto con una vida social satisfactoria.
P:¿Qué características debe tener un buen Suplemento Nutricional?

R:1. Los nutrientes que contenga deben estar en la forma bioquímica que tenga mejor biodisponibilidad y en la cantidad adecuada, para garantizar la máxima absorción.
2. Si tomamos varios, deben ser compatibles entre sí.
3. Mejor si son de origen natural, No deben contener colorantes, aromas sintéticos o conservantes, que pueden ser tóxicos para nuestro organismo.
4. Algunos suplementos necesitan administrarse asociados para que realmente sean útiles, como el hierro que debe asociarse a potentes antioxidantes, los ácidos grasos, sobre todo el omega 3, que se oxida fácilmente, debe asociarse a antioxidantes como la vitamina E, siempre en su forma natural como alfa tocoferol. También porque las deficiencias a veces se retroalimentan, es el caso del zinc, por ejemplo, cuya falta contribuye a una mayor carencia de vitamina B9, y esta a su vez agrava el déficit de vitamina B1. También de la vitamina B6, que necesita magnesio, zinc y otras vitaminas B para alcanzar su forma funcional.


P: ¿Cuáles son los que debemos tomar? ¿Qué cantidades?
R: No hay una pauta genérica, debemos personalizar la pauta y las necesidades no son las mismas en todas las etapas de la vida, ni en todas las épocas del año. Es necesario valorar las necesidades de cada persona, ver cuáles son sus carencias. No hay que esperar a estar enfermo. Al principio puede no tener ningún síntoma, y podemos prevenir y evitar la aparición de enfermedades. Otras veces, ya hay alteraciones funcionales en su organismo que le están produciendo algún síntoma o incluso ya tiene enfermedad establecida.
Para ello realizamos pruebas diagnósticas, que establecen donde están las carencias, para poder hacer un plan personalizado de los suplementos nutricionales con aquellos antioxidantes, vitaminas o minerales que necesita para prevenir enfermedades asociadas al envejecimiento y prolongar una vida en óptimas condiciones de salud, con vitalidad y energía.
Tratamos de dar más años a la vida, pero sobre todo de dar más vida a esos años.
Esta es la auténtica medicina preventiva, en la que ayudamos a los pacientes a cuidarse, porque si queremos evitar que nos tengan que cuidar en el futuro, nos tenemos que cuidar ahora. Siempre sin olvidar que los suplementos nutricionales en ningún caso pueden ser sustitutos, sino complementos de una dieta y unos hábitos de vida saludables.

 

Autor: Redacción Salud Integrativa  – Ir a artículos anteriores

 

Espacio patrocinado por:  Sinthesis Salud 

Productos con  Excelente Calidad y Máxima Pureza

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

Geopatías, como influyen en la Salud

El ser humano está influenciado por radiaciones emanadas por la tierra, estas radiaciones emiten unos isotopos radiactivos en forma de partículas alfa, beta y gamma. Las geopatías aparecen cuando existe una sobrecarga de radiación, los isotopos radiactivos se acumulan en zonas determinadas que coinciden a veces en estancias ó lugares donde las personas pasamos mucho tiempo, estas partículas alfa, beta y gamma inciden directamente sobre los átomos presentes en las células vivas, ionizan estos átomos al expulsar electrones de sus cargas más externas, produciendo lesión, destrucción o modicación de las células.

El conocimiento de esto es la base de la radioterapia para destruir células cancerosas, pero también tiene su efecto opuesto puede provocar la aparición de estas mismas células. Nuestro cuerpo funciona con diferentes campos eléctricos y electromagnéticos, los cuales pueden ser medidos como Voltaje, Amperaje y Resistencia.Sabemos que el voltaje está relacionado con las glándulas suprarrenales, el amperaje con el funcionamiento de nuestro cerebro, sobre todo con el sueño y el descanso y la resistencia con el sistema inmune. Cada una de nuestras células puede producir en condiciones óptimas 0,009 voltios. Si comparamos esto con una pila AA, esta tiene 1,5 voltios o sea que con 166 células nuestras podríamos tener la energía de una pila AA. Nosotros tenemos un trillón de células aproximadamente en nuestro cuerpo, imagine usted cuanta energía podríamos generar si pusiéramos nuestras células en línea.

Cuando estamos sometidos a geopatías nuestro cuerpo se ve afectado a nivel físico, mental y emocional, es decir se ven afectadas nuestras glándulas suprarrenales que gestionan el estrés y regulan otras múltiples funciones hormonales y emocionales. Los órganos más afectados son el tálamo y el sistema reticuloendotelial y en ocasiones también el timo, médula espinal, hipotálamo, hipófisis y epífisis.

Pero antes de producir enfermedades graves, se agotan nuestros sistemas de regulación, produciéndose disfunciones hasta llegar a la enfermedad, parece ser porque dificultan la eliminación de las tóxinas de la zona que afectan, produciendo a la larga lesiones en estos órganos. Los síntomas que aparecen cuando existe una geopatía empiezan siendo leves y poco a poco se van haciendo más intensos, estos son: insonmio, cansancio, crónico, lumbago sin motivo aparente, migrañas, mareos, neuralgias, depresión , irritabilidad, agresividad, fobias, problemas cardiacos y circulatorios.

Hay diferentes tipos de geopatías como son:

Las corrientes de agua, las líneas Hartman. Las líneas Curry, fallas geológicas, radiactividad natural, gas radón.

Las geopatías nos pueden perjudicar dependiendo del tiempo de exposición a las frecuencias de las radiaciones telúricas, electromagnéticas y de nuestro sistema inmune, su capacidad para soportar estas radiaciones.

Para diagnosticarlas, existen expertos que hacen un estudio de las casas, con aparatos apropiados que miden las frecuencias radiactivas que nos son dañinas y nos indican los lugares que debemos evitar estar durante mucho rato para que no nos perjudiquen.

Autor: Redacción Salud Integrativa  – Ir a artículos anteriores

 

 

 

Espacio patrocinado por:  Gheos –  El bienestar de tu organismo

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

Alimentación y Sistema Inmune, entrevista a la Dra. Daniela Gil Scuderi

Es de todos conocido que la alimentación ejerce un papel importante en el mantenimiento de nuestro Sistema Inmune, “Que tu alimento sea tu Medicina y tu medicina sea tu alimento”. Le preguntamos a la Dra. Daniela Gil Scuderi especialista en Medicina Integrativa y Nutrición sobre aspectos que nos interesa conocer.

Breve descripción de su currículum:

-Licencia en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia

-Especialidad en Salud pública y Medicina preventiva por examen nacional en Francia

-Diplomas universitarios de Endocrinología: Nutrición ,Diabetología y Patología hipofiso-tiroidea por la facultad de Medicina de Montpellier.

-Máster de homotoxicología por la facultad de Medicina de Valencia

S.I.: Dra Gil, cuan importante es la alimentación para el sistema inmune ?

Dra DGS: Yo diría ¿cuan importante es para la salud? La Salud es un concepto de equilibrio y buen funcionamiento de sistemas distintos y comunicados  entre sí. Y un patógeno sea virus bacteria hongo no va a desencadenar la misma respuesta en un organismo sano que en uno enfermo.

A lo largo del siglo pasado estudios observacionales  de población nos ha ido ilustrando sobre este tema… Dejando algo de lado “la mala suerte” y poniendo el acento en los hábitos higiénico- dietéticos , dándoles la importancia que tienen frente a los genes.

En los años 30 el de Framingham, la observación dura 30 años en muchos países y por ejemplo voy a citar el ejemplo de los esquimales transplantados a Finlandia y cuya morbilidad cardio y cerebrovascular  aumenta considerablemente por el paso de una dieta rica en W3 (pescados , grasa de foca) a grasas saturadas ,trans hidrogenadas…

Mas tarde en los años 60 se observan mejores indicadores de salud en los países mediterráneos como Grecia respecto de países del Norte, la dieta mediterránea, pero se pone la lupa en los cretenses cuya salud se revela como mucho mejor que sus hermanos griegos. Su alimentación era a base de verduras , pescados, hierbas como la verdolaga muy rica en W3  (omega 3), frutas y carne de cabra.

S.I.: Donde y como se efectúa la interacción entre la alimentación y el sistema inmune ?

Dra DGS: Obviamente es en el intestino donde se absorben los nutrientes necesarios y se excretan los desechos.

Pero para que esto se realice en condiciones, es necesaria una buena digestión, que empieza en la boca. Importante una buena masticación y salivación que va a descargar el páncreas. Así mismo la higiene de la boca , por ejemplo en un estudio de 2020 se vio como la prevotella, bacteria responsable de periodontitis, albergaría el sars cov2 y pudiendo relanzarlo en nuevos brotes.  Destacar la acción de los jugos gástricos, una buena secreción de bilis ( el zumo de naranja en ayunas no es la mejor opción ).

La interacción se dá sobre todo en el intestino delgado, su epitelio es una membrana semipermeable que contiene las placas de Peyer , ganglios linfáticos poblados de “guardianes” los linfocitos que nos preservan de la entrada de patógenos y permite entrar los nutrientes que interesan.

S.I.: Que alimentos podemos tomar para reforzar el Sistema Inmune?

Dra DGS: Hoy no se puede hablar de intestino sin mencionar la microbiota. El proyecto Europeo METAHIT que analiza la flora intestinal de varios continentes desde 2008 concluye en 2012, que hay del orden de 600.000 genes ajenos en cada sujeto, que hay 10 veces mas bacterias que células en nuestro organismo. Hablamos de GENOMA, PROTEOMA, y ahora de MICROBIOMA.

A estas bacterias amigas que nos ayudan frente a patógenos hay que cuidarlas aportándoles prebióticos aunque  algunos de los que voy a citar son también probióticos, (es decir aportan bacterias interesantes como bifidus y lactobacilos) . Volviendo a los prebióticos  como son los fermentados, encurtidos , la masa madre , la col fermentada o chucrut, el kéfir, el yogur preferible de cabra, y un elemento muy importante es el almidón resistente que como su nombre indica llega sin digerir, presente en alubias , lentejas , patata cocida fría, el plátano a ser posible verde y no maduro. La flora muconutritiva es la que más lo agradece y a su vez va a proteger las células de nuestro epitelio intestinal. Aporta ácido butírico, ácido graso de cadena corta que es esencial para los coloncitos.

S.I.: Es aconsejable suplementar ?

Dra DGS: Si fundamentalmente Omega3 , Vitamina D , Vitamina C , y Zinc

Se ha demonizado mucho el colesterol cuando hoy se sabe que es fundamental para el desarrollo cerebral , la integridad de todas nuestras membranas celulares, y como fuente de hormonas,  en cambio se ha tardado en poner el acento en el aporte de omega3.

El omega 3 es un gran antiinflamatorio, y está claro el rol de la inflamación en las infecciones, es además un inmunomodulador que va a actuar también en casos de respuesta exagerada como hemos visto con el COVID.

Por otro lado  la vitamina D objeto de numerosísimos estudios en los que se ha demostrado su papel en la detención de citokinas inflamatorias,        hoy en día observamos una epidemia de hipovitaminosis D, a pesar del sol pero pienso que se debe a la falta de materia prima que se pueda activar, hemos dejado de comer vísceras por la crianza inadecuada de los animales(las toxinas se acumulan en el hígado), los huevos por miedo al colesterol  cuya yema es muy rica y son recomendables  también el salmón salvaje, la caballa, etc., y saber que los protectores solares juegan en contra.

Autor: Redacción Salud Integrativa  – Ir a artículos anteriores

 

 

 

 

Espacio patrocinado por:  Gheos –  El bienestar de tu organismo

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

Ansiedad, Stress y Sistema Inmune

Desde el nacimiento hasta la muerte de cualquier ser humano nos vemos sometidos de forma continua a una serie de factores y circunstancias personales, sociales, laborales y de diversa índole que nos generan estrés como respuesta para encontrar una solución a las diferentes pruebas que se nos presentan a diario.

Por tanto, podríamos definir el estrés como una respuesta primitiva o instintiva del organismo ante cualquier estímulo (estresor) que se le presente y por otro lado, como una respuesta fisiológica del cuerpo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación percibida como amenazante.

El estrés, por sí mismo, no es ni bueno, ni malo. Es una respuesta del organismo que nos permite reaccionar ante una situación de emergencia con todo nuestro potencial físico y mental, superar el posible peligro y lograr una adaptación mejor frente a las circunstancias que nos rodean. Con esta definición queda claro que este proceso se diseñó para superar situaciones agudas que requerían una actuación urgente e inmediata que afectaba a la supervivencia de la especie.

En la sociedad actual los estresores han cambiado drásticamente y están presentes de muy diferentes formas en nuestra vida diaria en el ámbito laboral, familiar o social.

El mamut que nos atacaba, se ha convertido en un jefe que nos maltrata. La búsqueda incesante de la comida diaria se ha trasformado en un hogar tóxico del que no sabemos escapar. Las luchas tribales por la hegemonía del más fuerte pasan a ser una lucha estéril por liderar, aparentar o poseer más cosas materiales.

Pero la gran diferencia entre los estresores de hoy y los de nuestros ancestros, es que los de hoy no desaparecen y mantienen la misma respuesta de forma crónica.

Cuando la respuesta al estrés percibido se convierte en un proceso crónico, se observa una excesiva utilización o manejo ineficiente de todas las hormonas implicadas en el mismo como los corticoides y la adrenalina, por ejemplo. Este estado crónico produce un impacto negativo en el sistema nervioso activando cambios bioquímicos y un desbalance hormonal que repercute en los sistemas endocrino e inmune. La correlación directa del estrés crónico con numerosas enfermedades, ya sea como causa o como elemento que empeora su evolución y pronóstico, está demostrada en numerosos estudios.

Estos estudios nos muestran  que el estrés tiene un mecanismo incorporado para recuperarse del mismo. Y la respuesta se la debemos a una hormona conocida por todas las mujeres que han parido alguna vez. La “Oxitocina” es la “otra” hormona del estrés. La glándula pituitaria también la libera como parte de la respuesta fisiológica.

Los efectos de la oxitocinanos empujan a pedirle ayuda a alguien en lugar de aislarnos. La respuesta se asegura que busquemos a alguien para apoyarnos mutuamente. La oxitocina representa la respuesta social al estrés. La conexión entre los humanos como tribu y con el objetivo de ayudar a los demás, crea resiliencia y nos hace resistentes a los efectos nocivos del estrés.

La medicina integrativa con su enfoque holístico te puede ayudar a conseguir un manejo adecuado del estrés con el uso de técnicas mente-cuerpo como la meditación, tai-chi o pilates. Y el uso de adaptógenos como la rhodiola que mejora la tolerancia al estrés, el ginseng y el Ashwagandha que te ayudan a lidiar con las situaciones estresantes. Y por supuesto el Magnesio como un electrolito capaz de reducir la hiperexcitabilidad del sistema nervioso y actuar como un ansiolítico natural. Y para terminar la suplementación con melatonina que antagoniza directamente al cortisol.

Y por último, no olvidar lo más importante que es: Nuestra actitud, porque…..

“La actitud hacia el estrés marca la diferencia en la esperanza de vida de una persona”

Autor: Redacción Salud Integrativa

Próximo artículo; Alimentación y Sistema Inmune  –  Ir a artículos anteriores

______________________________________________________________________________________________

 

Espacio patrocinado por:  RelaHelp de MARNYS® 

armoniza tu sistema nervioso, la calidad de tu sueño y tus emociones.

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

Virus y Sistema Inmune

Nuestro sistema inmune es una compleja red de células, órganos y tejidos que trabajan en conjunto para defendernos. Todos nuestros órganos contienen células del sistema inmunitario y éstas también están en la sangre (los leucocitos o glóbulos blancos) y en los vasos linfáticos.

Los virus son microorganismos que actúan como parásitos acelulares, no tienen metabolismo propio y carecen de estructura celular, necesitan utilizar el aparato molecular del organismo que infectan para replicarse, diseminarse y producir enfermedad.

Son parásitos intracelulares, penetran en la célula mediante receptores específicos en cada tejido; su replicación, en el interior de esta; interfiere con las funciones celulares y provoca la muerte de la célula infectada. El núcleo de la partícula viral puede contener RNA o DNA y de esto dependerá su integración y replicación en la célula infectada.

La respuesta inmune dependerá del tipo de virus.

Hay dos tipos de respuesta frente a los virus en el sistema inmune:

La primera respuesta, llamada Innata, no es específica, y tiene dos objetivos principales: uno es,  tratar de neutralizar y evitar que entren dentro de la célula las partículas virales, este está mediado por los Interferones tipo I, Citocinas Proinflamatorias y otras,  causantes de las molestias generales en el inicio de la infección: y el otro, si logran franquear esa barrera y penetrar en la célula, es destruir esa célula infectada y el virus, trabajo que realizan varios tipos de células, sobre todo,  células Natural Killer ( NK).

Esta respuesta inmune innata es muy importante para controlar la infección, pero después se produce una segunda respuesta inmune adquirida o adaptativa, esta es la que va a resolverla infección y dejar memoria inmunológica para contactos posteriores con el mismo tipo de virus. Esta si es una respuesta específica y es más tardía. Está mediada inicialmente por anticuerpos IgM e IgG, que tienen un papel fundamental en la neutralización viral, bloqueando la unión y entrada en las células  y también por los linfocitos T citotóxicos que eliminan la infección viral matando a las células infectadas.

A pesar de esto, los virus han desarrollado diversos mecanismos para evadir la respuesta inmune y mantenerse vivos fuera del alcance del sistema inmunitario, algunos varían sus antígenos como el de la gripe, otros, que producen infecciones crónicas, producen un agotamiento de las células inmunitarias como el VIH, otros, producen moléculas que inhiben la respuesta como el Epstein-Barr, entre otros mecanismos.

El enfoque de la medicina integrativa se centra en reforzar el sistema Inmunitario. Si es fuerte, puede evitar la mayoría de las infecciones virales  y en el caso de infección, será menos grave y evitaremos la cronificación o las secuelas.

Esto lo hacemos con determinados suplementos nutricionales,  ricos en antioxidantes,  con eficacia avalada por estudios clínicos, como la Vitamina C, el Zinc y la Vitamina D. También con compuestos de fitoterapia,con eficacia probada antiviral,  como la Equinácea, el Sauco  y el Propóleo, rico en flavonoides. Utilizamos también, determinados suplementos con extractos de hongos,  como el Reishi, rico en triterpenos con capacidad antiviral o la cordicepina de Cordyceps que impide la replicación de virus de todo tipo, tanto RNA como DNA. En definitiva,  la medicina integrativa se centra en la salud del sistema Inmunitario.

Autor: Redacción Salud Integrativa

Próximo artículo; Ansiedad & Estrés  –  Ir a artículos anteriores

______________________________________________________________________________________________

 

 

Espacio patrocinado por:  Gheos –  El bienestar de tu organismo

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

Ayuno y Sistema Inmune

Históricamente todas las religiones han ensalzado el ayuno como medio de purificación espiritual y disciplina física. La religión judía recomienda practicar el ayuno cinco días al año. Los musulmanes durante el mes del Ramadán ayunan de día y comen por la noche. Los cristianos lo hacen durante la Cuaresma los viernes de cada semana, y es una práctica común en los hindúes. Otras culturas, como el pueblo hunza en Cachemira, ayunan 21 días al año. Médicos celebres como Hipócrates preconizaron el ayuno, hasta nuestros días, como el Dr. Otto Büchinger, fundador de las famosas clínicas Büchinger y autor de numerosos escritos sobre el ayuno terapéutico.

Podemos definir el ayuno como vivir de las propias reservas adaptando al organismo de forma natural produciendo revolución y equilibrio físico y psíquico. Contrariamente a lo que se suele pensar el ayuno no significa pasar hambre, se trata de un descanso fisiológico durante el cual el organismo indica que no es momento de introducir comida, sino de eliminar las sustancias de desecho y los residuos tóxicos acumulados con el tiempo en el cuerpo, constituye la “limpieza del granero”.

Las formas de hacer ayuno son variadas:

  1. Ayuno 0, solamente a base de tomar agua, es el más practicado entre los higienistas.
  2. Toma de infusiones, dependiendo del problema personal.
  3. Toma de mucílagos, como agar-agar para problemas intestinales.
  4. La cura de limón, con sirope de arce, de palma y cayena

El ayuno Büchinger, con caldos, infusiones o zumos, es el más recomendable, ya que es el más llevadero y asequible para muchas personas. Es el que recomiendo por tratarse del más fácil de practicar.

En el ayuno pasamos las siguientes fases:

  • Fase 1:

Consumo de la glucosa circulante en primer lugar, seguida de las reservas de glucógeno del hígado y del músculo (unas 1200 calorías).

Duración 24-48 horas, aproximadamente.

  • Fase 2:

Consumo principal: (100.000 calorías). Puede durar más de 40 días. La entrada del organismo en hipoglucemia marca la entrada de esta fase, que se caracteriza por el consumo de grasa, siendo esta misma hipoglucemia la que pone en marcha los procesos fisiológicos por medio del hipotálamo, terminaciones nerviosas, páncreas y suprarrenales. Por lo tanto, el consumo principal son los ácidos grasos. Las proteínas se consumen durante pocos días y decrece su consumo conforme avanza el ayuno.

  • Fase 3:

Marca el límite del ayuno. Puede comenzar el consumo de proteínas imprescindibles y comenzar la inedia aguda si no se suprime el ayuno.Uno de los signos característicos que se encuentran es el edema, por la disminución de la presión oncótica del plasma, debida a la disminución de la albúmina.En esta etapa vuelve el apetito y se debe de comer, de lo contrario, puede venir la muerte.

Entre las indicaciones más importantes del ayuno destacaremos:

  • Terapia inespecífica de aplicación general como estímulo de la vis naturamedicatrix.
  • Terapia específica en los siguientes procesos:
    • Metabólicos (obesidad, hipertensión arterial, hiperlipemias, hiperglucemias, e hiperuricemia).
    • Alteraciones cardiacas y arterioesclerosis.
    • Infecciones agudas.
    • Alteraciones reumáticas, dermatológicas y alérgicas.
    • Alteraciones gastrointestinales, renales y oftálmicas.

Entre las contraindicaciones del ayuno tenemos:

  • Mala nutrición o desnutrición.
  • Tipos de enfermedades con pérdida de reservas: cáncer, tuberculosis.
  • En enfermedades con pérdida de la voluntad.
  • Alteraciones nerviosas o cansancio.
  • Cardiopatías descompensadas.

Actualmente el ayuno intermitente ha ganado mucha popularidad, consiste en una regulación de ingesta de comida durante el día. Hay diferentes formas y en escoger una u otra dependerá fundamentalmente de que se ajuste a nuestro estilo de vida.

Entre las proporciones de horas a ayunar y comer, la más utilizada es la proporción 16/8: 16 horas de ayuno y 8 horas para comer.

Es efectivo en cuanto al control de peso, y prevención de las enfermedades metabólicas ya que la insulina disminuye significativamente. Conseguimos también una disminución de la inflamación general con lo que es una buena medida antienvejecimiento, ayudándonos a proteger y recuperar la microbiota intestinal, así como disminuir los factores de riesgo cardiovasculares y la presión sanguínea.

Por supuesto es muy importante analizar la calidad de las comidas, eliminando los ultraprocesados y los alimentos proinflamatorios, sin olvidar que el ejercicio físico es necesario para mantener nuestra masa muscular. Tenemos evidencias claras de la actividad reparadora incrementada de los tejidos como consecuencia del ayuno. Han sido encontradas por el investigador Japonés Yoshinori Ohsumi con sus estudios sobre la autofagia que le valieron el Premio Nobel de Medicina en 2016.

Un reciente estudio publicado por la revista especializada Science Direct ha revelado que el ayuno intermitente, además de alterar el metabolismo al actuar como un restablecimiento de la homeostasis energética, obliga al cuerpo a activar al sistema inmune para proteger a múltiples órganos.

Autor: redacción Salud Integrativa

Próximo artículo; Virus y Sistema Inmune  –  Ir a artículos anteriores

________________________________________________________________________________

Espacio patrocinado por:  Munitplus Vir de Gheos

Munitplus Vir  formulado específicamente para reforzar el SISTEMA INMUNOLOGICO 

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

La Inflamación

La inflamación en si, no es mas que un mecanismo de defensa del organismo ante cualquier alteración en los tejidos, ya sea una herida, un golpe o la presencia de un cuerpo extraño (toxinas, bacterias, virus…etc) hay una reacción de defensa. Lo primero que ocurre es un aumento del flujo de sangre al lugar de la agresión, lo que da lugar a unos síntomas locales: enrojecimiento, calor, dolor y tumefacción.

Esta primera reacción inflamatoria se debe considerar como un intento natural y fisiológico del organismo conveniente para intentar eliminar toxinas y otras sustancias nocivas. Si tuviéramos que analizar detalladamente lo que ocurre en la inflamación, nos encontramos con tres momentos:

-En primer lugar el aflujo de sangre al tejido inflamado y a la vez un aumento de la permeabilidad de los vasos sanguíneos , que permite la salida del plasma hacia la zona dañada.

-Se liberan sustancias que favorecen la inflamación, y otras del sistema inmunitario que producirán radicales libres con efecto bactericida.

-Y por fin, la  actuación de las suprarrenales con la secreción de cortisol, limita la reacción inflamatoria. Intervienen otras sustancias antiinflamatorias llamadas citoquinas, y células inmunitarias encargadas de la reparación de los tejidos dañados (macrófagos  y fibroblastos).

Cuando esto ocurre de forma fisiológica, el sistema vuelve al equilibrio y la homeostasis.

Además de la inflamación aguda ó crónica, deberemos de hablar de la llamada “inflamación silenciosa”, muy bien estudiado por el Doctor Barry Sears en el Instituto Tecnológico de Massachusetts que es una inflamación que esta por debajo del umbral del dolor, por lo que puede pasar desapercibida.

Podemos saber que nivel de inflamación tiene nuestro organismo conociendo marcadores como: insulina, cortisol, hemoglobina glicosilada, cociente TG/HDL, homocisteína y analítica especifica de omega 3 y 6.

Aún así, diferentes circunstancias pueden favorecer la persistencia de la inflamación :

-Cuando tenemos alteraciones intestinales, como por ejemplo un intestino permeable, pasan a la circulación sanguínea toxinas, patógenos o sustancias extrañas que activan el sistema inmunitario y facilitan la liberación de sustancias proinfalmatorias.  Si esta patología no se resuelve, la inflamación se cronifica.

-Otra situación que puede favorecer la inflamación crónica , es la desproporción entre los ácidos grasos Omega 6 ( que son proinflamatorios) y los Omega 3 (antiinflamatorios). Esto es bastante frecuente en la alimentación occidental en nuestros días en la que la proporción entre ambos , que debería ser 5/1, está acercándose a proporciones de 20/1.

El predominio de  ácidos grasos saturados que son proinflamatorios, hace que persista la inflamación.

Por ello es aconsejable enriquecer nuestra alimentación con alimentos ricos en omega 3 ( nueces , sésamo, lino y pescado).

  • Otra situación en la que la inflamación puede cronificarse es cuando la detoxificación hepática es insuficiente. Sobre todo la fase 2, en la que se necesitan la presencia de minerales y vitaminas que actúan como cofactores. Y aquí volvemos a hacer mención a la importancia de la alimentación, tan carente hoy en día de frutas y verduras.
  • El stres genera gran cantidad de radicales libres, que nuestro cuerpo es capaz de neutralizar, pero la presencia de metales pesados y otras sustancias tóxicas en la vida diaria hacen que su función sea deficiente.

  • Por otra parte la vitamina D, es un moderador del sistema inmunitario, regulando los linfocitos para evitar enfermedades autoinmunes ó alergias. Hoy en día un porcentaje elevado de personas tienen las cifras de vitamina D por debajo de los niveles de normalidad, quizás por la insuficiente exposición solar, o las carencias alimentarias.
  • Una situación muy frecuente hoy en día, es la resistencia a la insulina, que se origina como consecuencia de dietas ricas en hidratos de carbono y azúcares, sobre todo de reabsorción rápida. El aumento de secreción de insulina necesaria para metabolizar los azúcares activa sustancias del sistema inmunitario ( citoquinas). que son proinflamatorias . La inflamación en este caso afecta primordialmente a las arterias y sistema vascular, tan importante en los diabéticos, que deberíamos prevenir.

El primer pilar del tratamiento sería  la alimentación que es fundamental cuidarla en estos procesos de inflamación silenciosa y crónica:

  • Moderaremos la ingesta de hidratos de carbono, y sobre todo evitaremos los refinados que constituyen los hidratos de carbono de reabsorción rápida que alteran el normal funcionamiento de nuestra insulina.
  • Consumiremos más proteínas, a ser posibles vegetales como la soja y las legumbres y disminuiremos las carnes rojas, quesos curados y embutidos.
  • Minimizaremos la ingesta de grasas, sobre todo las saturadas que proceden del mundo animal.
  • Tomaremos suplementos de aceites de omega 3, que mediremos periódicamente.

 Indiscutiblemente, debemos mantener una actividad física adecuada, gestionaremos nuestro estrés y descansaremos adecuadamente para que nuestro cuerpo se recupere.

Muchas sustancias naturales tiene efecto antiinflamatorio, entre ellas están:

-Enzimas: serrapeptasa, boswelia, papaína , bromelaina…etc

-Plantas: Harpagofito. Cúrcuma, Gengibre…

-Otras sustancias: Ácido Lipoico, …

Autor: redacción Salud Integrativa

Próximo artículo; Que es el Sistema Inmune  –  Ir a artículos anteriores

________________________________________________________________________________

Espacio patrocinado por:  AVD – Reform

Micotherapy Gastro es una formulación diseñada para mejorar las funciones fisiológicas del sistema gastrointestinal, particularmente en presencia de situaciones inflamatorias.

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

Osteoporosis y Ejercicio

 

Junto con la alimentación adecuada para la osteoporosis el ejercicio constituye un pilar básico en el tratamiento de la osteoporosis. El ejercicio físico es necesario en casi todas las etapas de nuestra vida, pero en la etapa de la menopausia es más necesario todavía.

En esta etapa la actividad física regular tiene varios efectos:

– Aumenta la fuerza muscular

– Mantiene o mejora la postura

– Alivia o disminuye el dolor

–  Mejora la autoestima

– Mejora el equilibrio

– Reduce el riesgo de tener una fractura ósea

– Ayuda a mantener el peso corporal

Este ejercicio se debe personalizar dada la situación especial de cada persona que se evaluará según su estado y densitometría ósea.

Es fundamental que esté basado en un ‘’fortalecimiento muscular’’, por tanto incluiremos pesas libres, bandas de resistencia, máquinas, mancuernas… Siempre valorando la forma y las técnicas correctas para evitar lesiones y conseguir un eficiente entrenamiento.

Con relación a las actividades aeróbicas, también muy interesantes para mantener el peso, como caminar, bailar, hacer ejercicios, subir escaleras, hacer tareas de jardinería, etc. Son muy interesantes para nuestra salud cardiovascular, nuestro corazón y nuestro sistema circulatorio.

El ejercicio de nadar es muy recomendable, ya que cuando estamos dentro del agua nuestro peso se reduce en un 90% con lo que nuestras articulaciones no sufren, sobre todo suponiendo que tengamos sobre peso. La actividad de ir en bicicleta también tiene muchos beneficios por la misma causa que nuestros huesos tienen que soportar menos carga.

No debemos de olvidar el calentamiento previo al realizar ejercicio, esos diez minutos que pueda ser andando, sobre la cinta o no, o estiramientos son fundamentales siempre para evitar lesiones.

En el caso de que tengamos diagnosticada una osteoporosis de alto grado deberemos de evitar ciertos ejercicios:

–  Como los de alto impacto para evitar fracturas. Suponiendo que la persona se mantenga muy fuerte podemos recomendarle una cierta flexibilidad en estos ejercicios.

–  Agacharse, doblarse y sentadillas: Como sometemos a una fuerte presión la columna vertebral al realizar estos ejercicios, si la osteoporosis es marcada deberemos de tener cuidado en la realización de los mismos, no forzando nuestras posibilidades. Tengamos en cuenta que ciertos deportes como el golf, el tenis, los bolos, el yoga… Pueden requerir realizar estas posturas, no recomendadas si el grado de osteoporosis es importante.

Autor: redacción Salud Integrativa

Próximo artículo;  La Inflamación     –   Ir a artículos anteriores

 

________________________________________________________________________________

Espacio patrocinado por: Empower Flex 

Complemento alimenticio que apoya la salud y el bienestar para las articulaciones

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

 

La importancia de los lípidos “Grasas insaturadas y grasas saturadas”.

Existen grasas insaturadas y grasas saturadas:

Dentro de las grasas insaturadas están las grasas monoinsaturadas y las poliinsaturadas.

Las grasas monoinsaturadas son un tipo de grasas alimentarias saludables qué tienen forma líquida a temperatura ambiente y se endurecen cuando se enfrían. Se encuentran en alimentos como nueces, aguacate, y aceites vegetales.

Son buenas para la salud, ayudan a reducir los niveles de LDL  y a desarrollar y mantener las células. Son adecuadas para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Las grasas poliinsaturadas son igual que las grasas monoinsaturadas , líquidas a temperatura ambiente y se vuelven sólidas cuando se enfrían. El aceite de oliva es una grasa monoinsaturada aunque también tiene  grasas poliinsaturadas y los aceites vegetales, además aportan vitamina E.

Aportan grasas esenciales que el cuerpo necesita y no puede sintetizar por sí mismo, como son los omegas 6 y 3.

Se obtienen de los aceites vegetales de semillas y de pescado. Las grasas saturadas son sólidas a temperatura ambiente. Las encontramos en la grasa animal: leche, nata, mantequilla, manteca, carne y en algunos aceites vegetales como el de palma y coco. Es necesario tomarlas con moderación porque en exceso puede aumentar el colesterol en sangre.

Las grasas trans, se obtienen a partir de las grasas insaturadas mediante la hidrogenación de aceites, esto consiste en añadir hidrógeno a los aceites vegetales con lo que parte de las grasas poliinsaturadas se transforman en saturadas, con esto se consigue alargar la vida de estos alimentos y mejorar su textura.

Las autoridades sanitarias de nuestro país en los momentos actuales no incluyen unos límites en los alimentos que tomamos. Es más a veces van camufladas en ese apartado del etiquetado que dice grasas vegetales, sin especificar si son o no trans. El consumo continuado de grasas trans aumenta el riesgo de hipercolesterolemia y enfermedad cardiovascular.

Se encuentran en alimentos fritos, comida rápida, procesados como frituras, manteca, pasteles, mezcla para pasteles y tarta, las carnes rojas y lácteos si están procesadas también pueden tener ciertas cantidades de grasas trans.

Autor: redacción Salud Integrativa

Próximo artículo;  Alimentos Ricos en Grasas Saludables      –   Ir a artículos anteriores

_______________________________________________________________________________________

Espacio patrocinado por: Mozaira . Aceite de Oliva virgen extra ecológico 

Fuente de salud natural, recomendado para tomar en platos fríos como calientes, especialmente en ensaladas, vegetales y pescados, consiguiendo un maridaje perfecto.

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

_______________________________________________________________________________________

 

 

Omegas, 6,7 y 9

Los omegas 6 son ácidos grasos que se encuentran en los aceites vegetales como el maíz, las semillas de onagra, el cártamo, aceite de soja. El omega 6 es proinflamatorio a altas concentraciones, por lo tanto puede provocar enfermedades cardiovasculares, artritis, osteoporosis e inflamación.

Antes había una proporción de omega 6/3 1:1, pero con la introducción de la industria alimentaria, la proporción es actualmente 15:1 aproximadamente. lo normal 4/5: por 1 de Omega 3.

Por eso muchas veces tenemos que suplementar con complementos de omega 3 para compensar este desequilibrio y por tanto la inflamación.

El omega 7 es muy beneficioso para la piel y las mucosas, se encuentra en el espino amarillo, ayudan a bajar las afecciones causadas por enfermedad de la piel y mucosas porque  favorece la regeneración y nutrición de la piel.

El omega 9 es un ácido graso monoinsaturado es fundamental para el organismo, aunque no es esencial, es decir el organismo es capaz de fabricarlo por sí mismo. Está presenten en las membranas celulares y los vasos sanguíneos y por eso es importante para combatir el colesterol.

Las fuentes dietéticas de omega 9 son el aceite de oliva virgen,  o el de nuez, también en frutos secos como avellanas, pistachos, almendras, anacardos, cacahuetes, nueces, pipas, aceitunas y aguacates. Tienen un grado de oxidación muy elevado por eso hay que tomarlos crudos.

Sus beneficios son;  aumenta el colesterol HDL y disminuyen el LDL ayuda en los estados de estrés y ansiedad, y en el estreñimiento. Es considerado un antiinflamatorio natural siempre que estén equilibrio con el omega 3 y el 6.

Al mejorar las membranas de las células y los vasos sanguíneos mejora el estado de las personas que padecen hipertensión HTA y previenen el deterioro cognitivo.

Autor: redacción Salud Integrativa

Próximo artículo; La importancia de los Lípidos        –   Ir a artículos anteriores

_______________________________________________________________________________________

Espacio patrocinado por: Méderi – DHA pure NPD1  1000 

Complemento alimenticio a base de aceite de pescado desodorizado y libre de ácido fitánico, tratado mediante la tecnología de CO2 supercrítico (extracción del DHA en frio) para lograr el mejor estandarte de calidad que la tecnología actual permite.

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

_______________________________________________________________________________________

 

 

Nuestros patrocinadores

Nuestros patrocinadores