Virus y Sistema Inmune

Nuestro sistema inmune es una compleja red de células, órganos y tejidos que trabajan en conjunto para defendernos. Todos nuestros órganos contienen células del sistema inmunitario y éstas también están en la sangre (los leucocitos o glóbulos blancos) y en los vasos linfáticos.

Los virus son microorganismos que actúan como parásitos acelulares, no tienen metabolismo propio y carecen de estructura celular, necesitan utilizar el aparato molecular del organismo que infectan para replicarse, diseminarse y producir enfermedad.

Son parásitos intracelulares, penetran en la célula mediante receptores específicos en cada tejido; su replicación, en el interior de esta; interfiere con las funciones celulares y provoca la muerte de la célula infectada. El núcleo de la partícula viral puede contener RNA o DNA y de esto dependerá su integración y replicación en la célula infectada.

La respuesta inmune dependerá del tipo de virus.

Hay dos tipos de respuesta frente a los virus en el sistema inmune:

La primera respuesta, llamada Innata, no es específica, y tiene dos objetivos principales: uno es,  tratar de neutralizar y evitar que entren dentro de la célula las partículas virales, este está mediado por los Interferones tipo I, Citocinas Proinflamatorias y otras,  causantes de las molestias generales en el inicio de la infección: y el otro, si logran franquear esa barrera y penetrar en la célula, es destruir esa célula infectada y el virus, trabajo que realizan varios tipos de células, sobre todo,  células Natural Killer ( NK).

Esta respuesta inmune innata es muy importante para controlar la infección, pero después se produce una segunda respuesta inmune adquirida o adaptativa, esta es la que va a resolverla infección y dejar memoria inmunológica para contactos posteriores con el mismo tipo de virus. Esta si es una respuesta específica y es más tardía. Está mediada inicialmente por anticuerpos IgM e IgG, que tienen un papel fundamental en la neutralización viral, bloqueando la unión y entrada en las células  y también por los linfocitos T citotóxicos que eliminan la infección viral matando a las células infectadas.

A pesar de esto, los virus han desarrollado diversos mecanismos para evadir la respuesta inmune y mantenerse vivos fuera del alcance del sistema inmunitario, algunos varían sus antígenos como el de la gripe, otros, que producen infecciones crónicas, producen un agotamiento de las células inmunitarias como el VIH, otros, producen moléculas que inhiben la respuesta como el Epstein-Barr, entre otros mecanismos.

El enfoque de la medicina integrativa se centra en reforzar el sistema Inmunitario. Si es fuerte, puede evitar la mayoría de las infecciones virales  y en el caso de infección, será menos grave y evitaremos la cronificación o las secuelas.

Esto lo hacemos con determinados suplementos nutricionales,  ricos en antioxidantes,  con eficacia avalada por estudios clínicos, como la Vitamina C, el Zinc y la Vitamina D. También con compuestos de fitoterapia,con eficacia probada antiviral,  como la Equinácea, el Sauco  y el Propóleo, rico en flavonoides. Utilizamos también, determinados suplementos con extractos de hongos,  como el Reishi, rico en triterpenos con capacidad antiviral o la cordicepina de Cordyceps que impide la replicación de virus de todo tipo, tanto RNA como DNA. En definitiva,  la medicina integrativa se centra en la salud del sistema Inmunitario.

Autor: Redacción Salud Integrativa

Próximo artículo; Ansiedad & Estrés  –  Ir a artículos anteriores

______________________________________________________________________________________________

 

 

Espacio patrocinado por:  Gheos –  El bienestar de tu organismo

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

Ayuno y Sistema Inmune

Históricamente todas las religiones han ensalzado el ayuno como medio de purificación espiritual y disciplina física. La religión judía recomienda practicar el ayuno cinco días al año. Los musulmanes durante el mes del Ramadán ayunan de día y comen por la noche. Los cristianos lo hacen durante la Cuaresma los viernes de cada semana, y es una práctica común en los hindúes. Otras culturas, como el pueblo hunza en Cachemira, ayunan 21 días al año. Médicos celebres como Hipócrates preconizaron el ayuno, hasta nuestros días, como el Dr. Otto Büchinger, fundador de las famosas clínicas Büchinger y autor de numerosos escritos sobre el ayuno terapéutico.

Podemos definir el ayuno como vivir de las propias reservas adaptando al organismo de forma natural produciendo revolución y equilibrio físico y psíquico. Contrariamente a lo que se suele pensar el ayuno no significa pasar hambre, se trata de un descanso fisiológico durante el cual el organismo indica que no es momento de introducir comida, sino de eliminar las sustancias de desecho y los residuos tóxicos acumulados con el tiempo en el cuerpo, constituye la “limpieza del granero”.

Las formas de hacer ayuno son variadas:

  1. Ayuno 0, solamente a base de tomar agua, es el más practicado entre los higienistas.
  2. Toma de infusiones, dependiendo del problema personal.
  3. Toma de mucílagos, como agar-agar para problemas intestinales.
  4. La cura de limón, con sirope de arce, de palma y cayena

El ayuno Büchinger, con caldos, infusiones o zumos, es el más recomendable, ya que es el más llevadero y asequible para muchas personas. Es el que recomiendo por tratarse del más fácil de practicar.

En el ayuno pasamos las siguientes fases:

  • Fase 1:

Consumo de la glucosa circulante en primer lugar, seguida de las reservas de glucógeno del hígado y del músculo (unas 1200 calorías).

Duración 24-48 horas, aproximadamente.

  • Fase 2:

Consumo principal: (100.000 calorías). Puede durar más de 40 días. La entrada del organismo en hipoglucemia marca la entrada de esta fase, que se caracteriza por el consumo de grasa, siendo esta misma hipoglucemia la que pone en marcha los procesos fisiológicos por medio del hipotálamo, terminaciones nerviosas, páncreas y suprarrenales. Por lo tanto, el consumo principal son los ácidos grasos. Las proteínas se consumen durante pocos días y decrece su consumo conforme avanza el ayuno.

  • Fase 3:

Marca el límite del ayuno. Puede comenzar el consumo de proteínas imprescindibles y comenzar la inedia aguda si no se suprime el ayuno.Uno de los signos característicos que se encuentran es el edema, por la disminución de la presión oncótica del plasma, debida a la disminución de la albúmina.En esta etapa vuelve el apetito y se debe de comer, de lo contrario, puede venir la muerte.

Entre las indicaciones más importantes del ayuno destacaremos:

  • Terapia inespecífica de aplicación general como estímulo de la vis naturamedicatrix.
  • Terapia específica en los siguientes procesos:
    • Metabólicos (obesidad, hipertensión arterial, hiperlipemias, hiperglucemias, e hiperuricemia).
    • Alteraciones cardiacas y arterioesclerosis.
    • Infecciones agudas.
    • Alteraciones reumáticas, dermatológicas y alérgicas.
    • Alteraciones gastrointestinales, renales y oftálmicas.

Entre las contraindicaciones del ayuno tenemos:

  • Mala nutrición o desnutrición.
  • Tipos de enfermedades con pérdida de reservas: cáncer, tuberculosis.
  • En enfermedades con pérdida de la voluntad.
  • Alteraciones nerviosas o cansancio.
  • Cardiopatías descompensadas.

Actualmente el ayuno intermitente ha ganado mucha popularidad, consiste en una regulación de ingesta de comida durante el día. Hay diferentes formas y en escoger una u otra dependerá fundamentalmente de que se ajuste a nuestro estilo de vida.

Entre las proporciones de horas a ayunar y comer, la más utilizada es la proporción 16/8: 16 horas de ayuno y 8 horas para comer.

Es efectivo en cuanto al control de peso, y prevención de las enfermedades metabólicas ya que la insulina disminuye significativamente. Conseguimos también una disminución de la inflamación general con lo que es una buena medida antienvejecimiento, ayudándonos a proteger y recuperar la microbiota intestinal, así como disminuir los factores de riesgo cardiovasculares y la presión sanguínea.

Por supuesto es muy importante analizar la calidad de las comidas, eliminando los ultraprocesados y los alimentos proinflamatorios, sin olvidar que el ejercicio físico es necesario para mantener nuestra masa muscular. Tenemos evidencias claras de la actividad reparadora incrementada de los tejidos como consecuencia del ayuno. Han sido encontradas por el investigador Japonés Yoshinori Ohsumi con sus estudios sobre la autofagia que le valieron el Premio Nobel de Medicina en 2016.

Un reciente estudio publicado por la revista especializada Science Direct ha revelado que el ayuno intermitente, además de alterar el metabolismo al actuar como un restablecimiento de la homeostasis energética, obliga al cuerpo a activar al sistema inmune para proteger a múltiples órganos.

Autor: redacción Salud Integrativa

Próximo artículo; Virus y Sistema Inmune  –  Ir a artículos anteriores

________________________________________________________________________________

Espacio patrocinado por:  Munitplus Vir de Gheos

Munitplus Vir  formulado específicamente para reforzar el SISTEMA INMUNOLOGICO 

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

La Inflamación

La inflamación en si, no es mas que un mecanismo de defensa del organismo ante cualquier alteración en los tejidos, ya sea una herida, un golpe o la presencia de un cuerpo extraño (toxinas, bacterias, virus…etc) hay una reacción de defensa. Lo primero que ocurre es un aumento del flujo de sangre al lugar de la agresión, lo que da lugar a unos síntomas locales: enrojecimiento, calor, dolor y tumefacción.

Esta primera reacción inflamatoria se debe considerar como un intento natural y fisiológico del organismo conveniente para intentar eliminar toxinas y otras sustancias nocivas. Si tuviéramos que analizar detalladamente lo que ocurre en la inflamación, nos encontramos con tres momentos:

-En primer lugar el aflujo de sangre al tejido inflamado y a la vez un aumento de la permeabilidad de los vasos sanguíneos , que permite la salida del plasma hacia la zona dañada.

-Se liberan sustancias que favorecen la inflamación, y otras del sistema inmunitario que producirán radicales libres con efecto bactericida.

-Y por fin, la  actuación de las suprarrenales con la secreción de cortisol, limita la reacción inflamatoria. Intervienen otras sustancias antiinflamatorias llamadas citoquinas, y células inmunitarias encargadas de la reparación de los tejidos dañados (macrófagos  y fibroblastos).

Cuando esto ocurre de forma fisiológica, el sistema vuelve al equilibrio y la homeostasis.

Además de la inflamación aguda ó crónica, deberemos de hablar de la llamada «inflamación silenciosa”, muy bien estudiado por el Doctor Barry Sears en el Instituto Tecnológico de Massachusetts que es una inflamación que esta por debajo del umbral del dolor, por lo que puede pasar desapercibida.

Podemos saber que nivel de inflamación tiene nuestro organismo conociendo marcadores como: insulina, cortisol, hemoglobina glicosilada, cociente TG/HDL, homocisteína y analítica especifica de omega 3 y 6.

Aún así, diferentes circunstancias pueden favorecer la persistencia de la inflamación :

-Cuando tenemos alteraciones intestinales, como por ejemplo un intestino permeable, pasan a la circulación sanguínea toxinas, patógenos o sustancias extrañas que activan el sistema inmunitario y facilitan la liberación de sustancias proinfalmatorias.  Si esta patología no se resuelve, la inflamación se cronifica.

-Otra situación que puede favorecer la inflamación crónica , es la desproporción entre los ácidos grasos Omega 6 ( que son proinflamatorios) y los Omega 3 (antiinflamatorios). Esto es bastante frecuente en la alimentación occidental en nuestros días en la que la proporción entre ambos , que debería ser 5/1, está acercándose a proporciones de 20/1.

El predominio de  ácidos grasos saturados que son proinflamatorios, hace que persista la inflamación.

Por ello es aconsejable enriquecer nuestra alimentación con alimentos ricos en omega 3 ( nueces , sésamo, lino y pescado).

  • Otra situación en la que la inflamación puede cronificarse es cuando la detoxificación hepática es insuficiente. Sobre todo la fase 2, en la que se necesitan la presencia de minerales y vitaminas que actúan como cofactores. Y aquí volvemos a hacer mención a la importancia de la alimentación, tan carente hoy en día de frutas y verduras.
  • El stres genera gran cantidad de radicales libres, que nuestro cuerpo es capaz de neutralizar, pero la presencia de metales pesados y otras sustancias tóxicas en la vida diaria hacen que su función sea deficiente.

  • Por otra parte la vitamina D, es un moderador del sistema inmunitario, regulando los linfocitos para evitar enfermedades autoinmunes ó alergias. Hoy en día un porcentaje elevado de personas tienen las cifras de vitamina D por debajo de los niveles de normalidad, quizás por la insuficiente exposición solar, o las carencias alimentarias.
  • Una situación muy frecuente hoy en día, es la resistencia a la insulina, que se origina como consecuencia de dietas ricas en hidratos de carbono y azúcares, sobre todo de reabsorción rápida. El aumento de secreción de insulina necesaria para metabolizar los azúcares activa sustancias del sistema inmunitario ( citoquinas). que son proinflamatorias . La inflamación en este caso afecta primordialmente a las arterias y sistema vascular, tan importante en los diabéticos, que deberíamos prevenir.

El primer pilar del tratamiento sería  la alimentación que es fundamental cuidarla en estos procesos de inflamación silenciosa y crónica:

  • Moderaremos la ingesta de hidratos de carbono, y sobre todo evitaremos los refinados que constituyen los hidratos de carbono de reabsorción rápida que alteran el normal funcionamiento de nuestra insulina.
  • Consumiremos más proteínas, a ser posibles vegetales como la soja y las legumbres y disminuiremos las carnes rojas, quesos curados y embutidos.
  • Minimizaremos la ingesta de grasas, sobre todo las saturadas que proceden del mundo animal.
  • Tomaremos suplementos de aceites de omega 3, que mediremos periódicamente.

 Indiscutiblemente, debemos mantener una actividad física adecuada, gestionaremos nuestro estrés y descansaremos adecuadamente para que nuestro cuerpo se recupere.

Muchas sustancias naturales tiene efecto antiinflamatorio, entre ellas están:

-Enzimas: serrapeptasa, boswelia, papaína , bromelaina…etc

-Plantas: Harpagofito. Cúrcuma, Gengibre…

-Otras sustancias: Ácido Lipoico, …

Autor: redacción Salud Integrativa

Próximo artículo; Que es el Sistema Inmune  –  Ir a artículos anteriores

________________________________________________________________________________

Espacio patrocinado por:  AVD – Reform

Micotherapy Gastro es una formulación diseñada para mejorar las funciones fisiológicas del sistema gastrointestinal, particularmente en presencia de situaciones inflamatorias.

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

Osteoporosis y Ejercicio

 

Junto con la alimentación adecuada para la osteoporosis el ejercicio constituye un pilar básico en el tratamiento de la osteoporosis. El ejercicio físico es necesario en casi todas las etapas de nuestra vida, pero en la etapa de la menopausia es más necesario todavía.

En esta etapa la actividad física regular tiene varios efectos:

– Aumenta la fuerza muscular

– Mantiene o mejora la postura

– Alivia o disminuye el dolor

–  Mejora la autoestima

– Mejora el equilibrio

– Reduce el riesgo de tener una fractura ósea

– Ayuda a mantener el peso corporal

Este ejercicio se debe personalizar dada la situación especial de cada persona que se evaluará según su estado y densitometría ósea.

Es fundamental que esté basado en un ‘’fortalecimiento muscular’’, por tanto incluiremos pesas libres, bandas de resistencia, máquinas, mancuernas… Siempre valorando la forma y las técnicas correctas para evitar lesiones y conseguir un eficiente entrenamiento.

Con relación a las actividades aeróbicas, también muy interesantes para mantener el peso, como caminar, bailar, hacer ejercicios, subir escaleras, hacer tareas de jardinería, etc. Son muy interesantes para nuestra salud cardiovascular, nuestro corazón y nuestro sistema circulatorio.

El ejercicio de nadar es muy recomendable, ya que cuando estamos dentro del agua nuestro peso se reduce en un 90% con lo que nuestras articulaciones no sufren, sobre todo suponiendo que tengamos sobre peso. La actividad de ir en bicicleta también tiene muchos beneficios por la misma causa que nuestros huesos tienen que soportar menos carga.

No debemos de olvidar el calentamiento previo al realizar ejercicio, esos diez minutos que pueda ser andando, sobre la cinta o no, o estiramientos son fundamentales siempre para evitar lesiones.

En el caso de que tengamos diagnosticada una osteoporosis de alto grado deberemos de evitar ciertos ejercicios:

–  Como los de alto impacto para evitar fracturas. Suponiendo que la persona se mantenga muy fuerte podemos recomendarle una cierta flexibilidad en estos ejercicios.

–  Agacharse, doblarse y sentadillas: Como sometemos a una fuerte presión la columna vertebral al realizar estos ejercicios, si la osteoporosis es marcada deberemos de tener cuidado en la realización de los mismos, no forzando nuestras posibilidades. Tengamos en cuenta que ciertos deportes como el golf, el tenis, los bolos, el yoga… Pueden requerir realizar estas posturas, no recomendadas si el grado de osteoporosis es importante.

Autor: redacción Salud Integrativa

Próximo artículo;  La Inflamación     –   Ir a artículos anteriores

 

________________________________________________________________________________

Espacio patrocinado por: Empower Flex 

Complemento alimenticio que apoya la salud y el bienestar para las articulaciones

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

 

La importancia de los lípidos «Grasas insaturadas y grasas saturadas».

Existen grasas insaturadas y grasas saturadas:

Dentro de las grasas insaturadas están las grasas monoinsaturadas y las poliinsaturadas.

Las grasas monoinsaturadas son un tipo de grasas alimentarias saludables qué tienen forma líquida a temperatura ambiente y se endurecen cuando se enfrían. Se encuentran en alimentos como nueces, aguacate, y aceites vegetales.

Son buenas para la salud, ayudan a reducir los niveles de LDL  y a desarrollar y mantener las células. Son adecuadas para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Las grasas poliinsaturadas son igual que las grasas monoinsaturadas , líquidas a temperatura ambiente y se vuelven sólidas cuando se enfrían. El aceite de oliva es una grasa monoinsaturada aunque también tiene  grasas poliinsaturadas y los aceites vegetales, además aportan vitamina E.

Aportan grasas esenciales que el cuerpo necesita y no puede sintetizar por sí mismo, como son los omegas 6 y 3.

Se obtienen de los aceites vegetales de semillas y de pescado. Las grasas saturadas son sólidas a temperatura ambiente. Las encontramos en la grasa animal: leche, nata, mantequilla, manteca, carne y en algunos aceites vegetales como el de palma y coco. Es necesario tomarlas con moderación porque en exceso puede aumentar el colesterol en sangre.

Las grasas trans, se obtienen a partir de las grasas insaturadas mediante la hidrogenación de aceites, esto consiste en añadir hidrógeno a los aceites vegetales con lo que parte de las grasas poliinsaturadas se transforman en saturadas, con esto se consigue alargar la vida de estos alimentos y mejorar su textura.

Las autoridades sanitarias de nuestro país en los momentos actuales no incluyen unos límites en los alimentos que tomamos. Es más a veces van camufladas en ese apartado del etiquetado que dice grasas vegetales, sin especificar si son o no trans. El consumo continuado de grasas trans aumenta el riesgo de hipercolesterolemia y enfermedad cardiovascular.

Se encuentran en alimentos fritos, comida rápida, procesados como frituras, manteca, pasteles, mezcla para pasteles y tarta, las carnes rojas y lácteos si están procesadas también pueden tener ciertas cantidades de grasas trans.

Autor: redacción Salud Integrativa

Próximo artículo;  Alimentos Ricos en Grasas Saludables      –   Ir a artículos anteriores

_______________________________________________________________________________________

Espacio patrocinado por: Mozaira . Aceite de Oliva virgen extra ecológico 

Fuente de salud natural, recomendado para tomar en platos fríos como calientes, especialmente en ensaladas, vegetales y pescados, consiguiendo un maridaje perfecto.

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

_______________________________________________________________________________________

 

 

Omegas, 6,7 y 9

Los omegas 6 son ácidos grasos que se encuentran en los aceites vegetales como el maíz, las semillas de onagra, el cártamo, aceite de soja. El omega 6 es proinflamatorio a altas concentraciones, por lo tanto puede provocar enfermedades cardiovasculares, artritis, osteoporosis e inflamación.

Antes había una proporción de omega 6/3 1:1, pero con la introducción de la industria alimentaria, la proporción es actualmente 15:1 aproximadamente. lo normal 4/5: por 1 de Omega 3.

Por eso muchas veces tenemos que suplementar con complementos de omega 3 para compensar este desequilibrio y por tanto la inflamación.

El omega 7 es muy beneficioso para la piel y las mucosas, se encuentra en el espino amarillo, ayudan a bajar las afecciones causadas por enfermedad de la piel y mucosas porque  favorece la regeneración y nutrición de la piel.

El omega 9 es un ácido graso monoinsaturado es fundamental para el organismo, aunque no es esencial, es decir el organismo es capaz de fabricarlo por sí mismo. Está presenten en las membranas celulares y los vasos sanguíneos y por eso es importante para combatir el colesterol.

Las fuentes dietéticas de omega 9 son el aceite de oliva virgen,  o el de nuez, también en frutos secos como avellanas, pistachos, almendras, anacardos, cacahuetes, nueces, pipas, aceitunas y aguacates. Tienen un grado de oxidación muy elevado por eso hay que tomarlos crudos.

Sus beneficios son;  aumenta el colesterol HDL y disminuyen el LDL ayuda en los estados de estrés y ansiedad, y en el estreñimiento. Es considerado un antiinflamatorio natural siempre que estén equilibrio con el omega 3 y el 6.

Al mejorar las membranas de las células y los vasos sanguíneos mejora el estado de las personas que padecen hipertensión HTA y previenen el deterioro cognitivo.

Autor: redacción Salud Integrativa

Próximo artículo; La importancia de los Lípidos        –   Ir a artículos anteriores

_______________________________________________________________________________________

Espacio patrocinado por: Méderi – DHA pure NPD1  1000 

Complemento alimenticio a base de aceite de pescado desodorizado y libre de ácido fitánico, tratado mediante la tecnología de CO2 supercrítico (extracción del DHA en frio) para lograr el mejor estandarte de calidad que la tecnología actual permite.

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

_______________________________________________________________________________________

 

 

La importancia del Omega 3

Gran parte de lo que sabemos hoy día sobre los lípidos o grasas se debe a un extenso estudio, tras la segunda guerra mundial, que se basó en la observación de miles de personas en múltiples países , el estudio de  Framingham. Permitió establecer ,tras 30 años de análisis , los factores de riesgo que conocemos hoy. Por ejemplo, se constató que los esquimales trasladados a Finlandia enfermaron gravemente a nivel cardiovascular, y es que pasaron de una dieta riquísima en w3 a otra rica en grasas saturadas o/ y trans.

Por la mínima, o ,casi nula frecuencia de estos problemas se centró otro estudio en la población cretense, comparando su alimentación con la de sus vecinos griegos. La dieta cretense estaba basada en verduras, pescados ,fruta, legumbres, y en caracoles que a su vez se alimentan de verdolaga, planta muy rica en w3 . Esta dieta estaba muy bien balanceada en omegas 3 y 6.

Hoy en día se ha convertido en un mito ya que han abandonado esa forma de nutrirse. Se sabe , actualmente , de los beneficios de muchos lípidos como el aceite de oliva , el aceite de colza , y los poliinsaturados w6 y w3 ,se considera este como antiinflamatorio , fluidificante a nivel circulatorio ,lo cual permite intercambios adecuados.

Dentro de los ácidos grasos poliinsaturados están los omegas 3, 6, 7 y 9

Los omegas 3 no son una novedad, hace unos cuantos años a los niños se les daba aceite de hígado de bacalao para fortalecerlos. Años después se descubrió que existían unos ácidos grasos que son esenciales al igual que existen vitaminas y aminoácidos esenciales, es decir que nuestro cuerpo no los fabrica por eso los tenemos que tomar a través de la alimentación o en su defecto como complemento alimentario.

Los omegas 3 se encuentran en los pescados azules, pero para llegar a la dosis adecuada necesitaríamos comer más de 1 kg de salmón al día. Los omega 3 penetran en la estructura de las membranas celulares de nuestro organismo y también en las membranas de las mitocondrias , regulan  la respuesta inmunitaria, son antiinflamatorios y mejoran la agilidad mental.

Dentro de los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3 son importantes el ácido  EPA y DHA se encuentran en cantidades importantes en los pescados grasos (atún, jurel y salmón) y especialmente en el aceite obtenido de estas especies, el cual actualmente se utiliza como suplemento nutricional (nutracéutico).

El EPA y el DHA presentan propiedades antiinflamatorias, por la generación de agentes anti-inflamatorios, como las resolvinas, o a través del bloqueo de agentes pro-inflamatorios. Hay estudios donde se presentan evidencias sobre las posibles aplicaciones clínicas de los ω-3 en patologías tales como las enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas, cáncer, enfermedad inflamatoria intestinal y artritis reumatoidea . La evidencia sugiere que los ω-3 pueden tener importantes aplicaciones en el tratamiento y/o la prevención de diferentes patologías clínicas o nutricionales.

La conclusión de los estudios ha sido que estos ácidos grasos participarían directamente en la modulación de la respuesta inmune, disminuyendo la inflamación y el daño de los tejidos.

Al mejorar las membranas de las células y los vasos sanguíneos mejora el estado de las personas que padecen hipertensión HTA y previenen el deterioro cognitivo.

Autor: redacción Salud Integrativa

Próximo artículo;  Omegas 6, 7 y 9      –   Ir a artículos anteriores

_______________________________________________________________________________________

Espacio patrocinado por: Méderi – DHA pure NPD1  1000 

Complemento alimenticio a base de aceite de pescado desodorizado y libre de ácido fitánico, tratado mediante la tecnología de CO2 supercrítico (extracción del DHA en frio) para lograr el mejor estandarte de calidad que la tecnología actual permite.

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

_______________________________________________________________________________________

 

 

Permeabilidad Intestinal

El intestino constituye una barrera física, química e inmunológica ya que está expuesto a la introducción de sustancias extrañas y microorganismos.

-Física gracias al moco y al peristaltismo intestinal.

-Química gracias al ácido clorhídrico, enzimas y jugos diversos pancreáticos e intestinales….

-Inmunológica gracias a células inmunitarias competentes, como las células M y las Placas de Peyer, que son estructuras especializadas asociadas a los linfocitos, y que juegan un papel muy importante en la tolerancia.

Es un gran reto por la numerosa afluencia de Ags desde la luz que obliga el intestino a permanecer activo , evitando la inflamación local y la respuesta que se deriva. Cuando empieza a fallar, da lugar a la permeabilidad intestinal , el filtro de lo extraño no es eficaz con lo que van a pasar macromoléculas en detrimento de pequeñas , indispensables como minerales por ejemplo. El grado de permeabilidad intestinal va a ser directamente proporcional  a la inflamación en el origen de múltiples enfermedades.

 Cuando hay permeabilidad, la sobrecarga antigénica pasa a hígado, ganglios linfáticos regionales y bazo, a la circulación sistémica. Lo que da lugar a la inflamación de varias mucosas respiratoria, genitourinaria , digestiva, etc. Por ello el test de sensibilidad alimentaria pretende evidenciar en suero lo que pasa en el intestino. Y por ello se recomienda en rinitis , laringitis, etc, para descargar temporalmente al intestino de esos alimentos observándose muy frecuentemente una mejoría.

Autor: redacción Salud Integrativa

_______________________________________________________________________________________

Espacio patrocinado por: Glumaxon de Lab. TAXÓN

Suplementación en casos de permeabilidad intestinal, candidiasis, intolerancias alimenticias, afecciones de cualquier tipo que tengan que ver con el funcionamiento del aparato digestivo.

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

_______________________________________________________________________________________

 

La Microbiota

La microbiota es el conjunto de microorganismos: bacterias, hongos, arqueas, virus y parásitos que viven en nuestro cuerpo y que interaccionan con él.

Hace años se hablaba de que teníamos una microbiota comensal y una patógena y está era la que nos producía las infecciones. Pero hoy en día con todos los adelantos y los estudios científicos que se han hecho para investigar la microbiota se ha visto que todos los microorganismos conviven juntos en simbiosis , es decir ha habido una adaptación a lo largo de los años y ahora mismo los microorganismos son necesarios para nuestro desarrollo, pues condicionan nuestra buena salud o nuestra enfermedad, y esto lo hacen o bien por la acción de sus funciones o  por la estimulación o inhibición del sistema inmune. Por lo tanto gracias a los estudios moleculares de la microbiota se ha podido ver que se puede considerar un órgano funcional que nos puede condicionar la salud e incluso aspectos sociales y emocionales.

 A lo largo de todo el cuerpo se pueden diferenciar muchas variaciones de la microbiota, esto está condicionado por la anatomía, las características físico-químicas y su localización. (piel, boca, nariz ,intestino…)

La más abundante es la que está en el tubo digestivo, y va cambiando desde la boca al ano; siendo el estómago el menos poblado por su acidez y el más rico en microbiota el ciego.

La microbiota en el organismo va adquiriendo madurez desde que nacemos hasta los 2 -3 años y permanece más o menos estable hasta la edad madura. Esto dependerá de lo que la cuidemos, y se va empobreciendo a medida que envejecemos.

Funciones de la Microbiota :

-Función de protección para evitar la invasión de patógenos del exterior.

-Función sobre el desarrollo del sistema inmune.

-Función de nutrición y digestión de los alimentos: nos ayuda a digerir los alimentos y a obtener el mayor rendimiento energético de la alimentación.

En cada parte del aparato digestivo va a haber una función:

-En el estómago  el número de bacterias es reducido debido al pH ácido, y esto le da una función de protección a ciertos patógenos que podamos ingerir con la comida.

-En el intestino delgado además de pH ácido hay un alto contenido en ácidos biliares, bilis y productos antimicrobianos que producen las bacterias, aquí el transito digestivo es rápido y predomina una microbiota fermentativa aerobia y anaerobia.

 La microbiota vive en una capa de moco que está por encima de las células del intestino y sirve para protegerlas, esta capa de moco va cambiando de espesor a lo largo de todo el intestino.

La composición de la microbiota depende de la raza, el sexo, la edad y lo más importante, la dieta que es el principal modulador .

Autor: redacción Salud Integrativa

Espacio patrocinado por: Probiótico eba de Plantanet

Cuida de tu intestino con probióticos de elevada resistencia gastrointestinal, con la máxima función nutritiva, protectora y resistente.

Recuerda consultar SIEMPRE a tu médico integrativo.  Comprar

 

 

Vitamina C liposomada el amplificador del Sistema Inmune en tiempos de Covid-19

En los tiempos que corren se hace necesario desempolvar los viejos artículos y textos científicos que abogaban por las maravillas de la Vitamina C en la salud humana en general. Es un conocimiento que ha llegado parcialmente hasta nuestros días, quedando relegado anecdóticamente a la frase “cómete una naranja para ese resfriado” o algo parecido.

Pero la molécula detrás del nombre común de Vitamina C, es y sirve para mucho más que para eso. Se conoce como ácido ascórbico, debido a que sin ella desarrollaríamos la enfermedad del escorbuto, muy común entre los marineros del siglo XVII y XVIII por la carencia de frutas y verduras frescas en su alimentación a lo largo de sus largas travesías por mar.

A pesar de ser un a molécula muy simple en su estructura química, participa en multitud de procesos bio lógicos esenciales para preservar una salud óptima. Es por ejemplo responsable de la síntesis correcta del colágeno que es la proteína más abundan

te en los tejidos animales, incluyendo los del cuerpo humano. La proteína que da sostén a toda las estructuras tisulares: piel, encías, cartílagos, huesos, venas y arterias, etc.

Sin suficientes cantidades de Vitamina C, el cuerpo desarrolla síntomas que aunque no llegan a ser tan serios como el escorbuto, son indicadores de una malnutrición de este nutriente esencial. Estos síntomas pueden ser: hematomas, lenta recuperación de heridas, encías inflamadas o sangrantes, uñas y pelo secos o quebradizos, piel áspera, seca o enrojecida, sangrado de nariz, pobre función inmune, dolor e inflamación de articulaciones, fatiga y depresión y sobrepeso sin razón aparente sobre todo en el área abdominal.

Por otro lado, la Vitamina C es también responsable de mantener un sistema inmunológico fuerte porque participa en la correcta función de muchos de los agentes involucrados en la respuesta defensiva ante patógenos como virus y bacterias. También es requerida en la gestión del estrés bioquímico, sobre todo el estrés oxidativo (radicales libres) que resulta sobre todo de la actividad en la vida moderna: polución, comida procesada, pesticidas, estrés psico-emocional, etc.

A pesar de la relevancia de esta molécula, el cuerpo humano perdió la capacidad de producirla hace millones de años, quizá porque los antepasados del humano actual vivían rodeados de frutos y frutas repletos de ella y no necesitaban producirla de forma endógena. Por ello su aporte a nuestro organismo es mediante los alimentos.

Sin embargo, considerando que los alimentos son cada vez más pobres en nutrientes y que aumenta el requerimiento de Vitamina C debido al creciente estrés de nuestras vidas, deja a la vista una brecha o hueco que la cantidad diaria recomendada (CDR) por la Unión Europea (70 mg/día, cantidad mínima para evitar el escorbuto pero no para garantizar una salud óptima) no es capaz de cubrir ni de lejos. Esto hace de la Vitamina C posiblemente el nutriente más deficitario en la población en general.

Linus Pauling (Premio Nobel) conocía este problema hace ya varias décadas y fue un gran defensor de la suplementación para cubrir perfectamente las necesidades de la Vitamina C. A su juicio, si otros homínidos, como los gorilas, ingerían diariamente alrededor de 30.000 mg de Vitamina C mediante su dieta o cualquier animal capaz de producir su propia Vitamina C, produce varios gramos de ella al día, era evidente que las personas también necesitamos ingerir bastante más.

En estos tiempos del Covid19, se hace más patente que nunca la necesidad de un aporte mayor de Vitamina C de lo que ofrece la alimentación. Desde varios medios se está abogando por echar mano de la suplementación, lo que permite aumentar las defensas y así poder hacer frente a éste o cualquier otro virus sin sufrir mayores complicaciones. Se está conociendo también su uso en el tratamiento de la enfermedad una vez contraído el virus utilizando megadosis de Vitamina C con resultados exitosos.

La Vitamina C es un amplificador del sistema inmune y probablemente la primera línea de defensa segura contra las infecciones. Lendon Smith

Existen varias formas de suplementación con Vitamina C: De forma oral mediante comprimidos, inyecciones directas en vena o la innovadora y muy eficaz forma mediante Liposomas.

Uno de los problemas de la suplementación con Vitamina C, es que es una molécula que se degrada muy rápidamente en el sistema digestivo, lo que resulta en un pobre aprovechamiento por parte del cuerpo. Solo el 10-15% de la Vitamina C de las pastillas efervescentes o comprimidos llega a las células, el resto es digerido por los ácidos gástricos o excretado por la orina. Por otro lado, tratar de compensar esta pérdida mediante el consumo de mayores cantidades de comprimidos, puede ocasionar irritación y diarrea debido a su ligera acidez.

Una forma muy eficaz de resolver este problema es utilizar la tecnología de encapsulación Liposomal. De esta manera la Vitamina C va disuelta en agua y protegida por Liposomas. Los Liposomas son vesículas de tamaño nanométrico con una membrana muy similar a la membrana celular, que recubren los ingredientes activos y los transportan de forma íntegra y segura a las células. Se dice que son como caballos de Troya, que sortean la barrera gástrica y vuelcan su contenido completo en el torrente sanguíneo. Los beneficios de una entrega de nutrientes llevada a cabo por liposomas supera por varias veces los obtenidos por la suplementación tradicional oral. La vitaminaC Liposomal  además en algunos casos utiliza también el nutriente Glutatión, un súper antioxidante que potencia aún más la acción de la Vitamina C, pues recicla varias veces su función en las reacciones bioquímicas.

Las personas que han probado esta manera de Vitamina C en formato Liposomal han relatado cambios y mejoras en su salud que no habían notado nunca con los suplementos tradicionales orales, tales como: más energía física y enfoque mental, desinflamación de articulaciones, una piel más hidratada y tersa, pasar el invierno sin resfriarse, recuperarse rápidamente de gripes y neumonías y en general una sensación de más salud.

Es importante que entendamos la importancia de suplementarnos con este nutriente esencial sobre todo ahora que apremia la necesidad de reforzar nuestro sistema inmune y seguir usándolo al menos hasta reponer la carencia que muchos de nosotros arrastramos desde hace muchos años.

La Vitamina C es el antibiótico, antiviral, antitoxinas y antihistamínico más natural que existe. No alcanzaremos nunca a insistir lo suficiente sobre su importancia. Dr. Andrew Saul

Eider Zubizarreta. Bióloga

Accede a biam.es, regístrate indica en código promocial J36NN9MS  y solicita tu Vitamina C liposomal de la mejor calidad con un 10 % de descuento.

https://biam.es/inicio/141-vitamina-c-oppliva.html